El juez Oyarbide aceptó como querellantes contra Martínez de Hoz a Saiegh y a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación
 Home Regístrese
Buscar

mediplus

Contenido
Home
Políticas
Columnas
Gobierno
Paraná
Nacionales
Derechos Humanos
Internacionales
Informes
Historias
Agenda
Provinciales
Opinión
mundo rural
Referecia
_
Contáctenos
veterinaria
frigocarne
servijur

Causa por Terrorismo de Estado y Antisemitismo
El juez Oyarbide aceptó como querellantes contra Martínez de Hoz a Saiegh y a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación
 
El juez Norberto Oyarbide, a cargo del Juzgado Federal Criminal y Correccional 5, secretaría 9, aceptó como querellante a Eduardo Saiegh y a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en la causa 1875/9 caratulada como "Martínez de Hoz, José Alfredo Reynal, Alejandro Reynal, William s/ delito de lesa humanidad", considerada como de Terrorismo de Estado y Antisemitismo.

 Envíenos su consulta o comentario. |  Enviar esta noticia por email Recomendar esta noticia
Fecha:31/10/2011 8:15:00 
Texto completo de la noticia  
 
Reducir Ampliar

En su resolución Oyarbide consideró se les confiere la calidad de querellantes “prescindiendo de cualquier discusión de riguroso formalismo que tan sólo contribuyen a la desnaturalización de un proceso penal aún incipiente donde la defensa, también, encuentran paralizadas sus articulaciones, situación advertida por el Superior al resolver el Incidente sobre el recurso de queja por retardo de justicia”.
Hace pocos días la Cámara Federal apartó al juez Daniel Rafecas de la causa iniciada por Eduardo Saiegh en la que buscaba erigirse como querellante en un juicio contra el ex ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo Martínez de Hoz y el ex vicepresidente del Banco Central, Alejandro Reynal por delitos de lesa humanidad, terrorismo de Estado y antisemitismo.
La defensa de Saiegh, conjuntamente con la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación como co-querellante, interpuso un recurso ante Rafecas para recusar al fiscal Carlos Alberto Rívolo por considerar que “a dos años de iniciada la causa, el agente público fue “reticente” en el “cumplimiento de sus deberes”.
En su resolución la Cámara consideró como “irrazonable e injustificable la tardanza” de Rívolo en “dar a conocer su postura” con respecto al posible inicio de la acción penal concreta, hecho que el Tribunal de Alzada ligó, “de un modo indirecto” al proceder del magistrado, “sobre su propia conducta procesal a lo largo del expediente”
Es justamente por ello que la Cámara fue más allá y apartó al juez Daniel Rafecas de la causa.
En su resolución los jueces Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero decidieron “apartar al juez Daniel Rafecas” porque -expresaron en su fallo- “podría verse comprometida la imparcialidad del juzgador”.
También habían considerado como “irrazonable e injustificable la tardanza” del fiscal Rívolo en “dar a conocer su postura” con respecto al posible inicio de la acción penal concreta, hecho que el Tribunal de Alzada ligó, “de un modo indirecto” al proceder del magistrado, “sobre su propia conducta procesal a lo largo del expediente”.
Y consideró que la causa Saiegh está relacionada “con la posible instauración de un plan sistemático de ultraje a la comunidad judía durante la última dictadura militar”.
La Cámara, en su oportunidad, recordó que “con su accionar discrecional, el fiscal (Rívolo), había producido trabas al juzgado para que considerara la condición de querellante” de Eduardo Saiegh, quien sufriera el desapoderamiento del Banco Latinoamericano de Inversión durante la dictadura cívico-militar, en un caso considerado, oportunamente, como un delito penal económico y de antisemitismo por el juez español Baltasar Garzón.
La mañana del 31 de octubre de 1980 (exactamente 31 años atrás) Eduardo Saiegh, propietario y vicepresidente ejecutivo del Banco Latinoamericano, fue secuestrado por un grupo policial que lo mantuvo secuestrado y torturó durante una semana para desapoderarlo de su banco y de las acciones de Austral Líneas Aéreas dado que su entidad era la única acreedora privada de la empresa de aviación, y las mismas eran necesarias para consumar la estatización, en ese entonces, de la compañía aérea.
Luego de 31 años, y largos procesos judiciales, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación se presentó como co-querellante en la causa para impulsar la investigación sobre las responsabilidades del ex ministro de Economía de facto José Alfredo Martínez de Hoz su par de Interior, Albano Harguindeguy, y Alejandro Reynal, entonces vicepresidente del Banco Central de la República Argentina , en un futuro juicio que puede presentarse “como paradigma de la conjunción de delitos económicos y antisemitismo ejercido por la dictadura cívico-militar”, consideró Saiegh.
El subsecretario de Derechos Humanos de la Nación , Luis Alén, afirmó -luego de conocerse las condenas por el megajuicio para los represores de la ESMA- que el capítulo que sigue, es "el proceso de juzgamiento de los responsables civiles" de delitos de lesa humanidad. "Lo que se viene es el proceso contra (José) Martínez de Hoz, jefe civil de la dictadura y no sólo su ministro de Economía", concluyó.

Fuente: Telam
 Home
www.lambdasi.com.ar
E-mail
y reciba periódicamente nuestras últimas novedades...




Impresa

Asociación Trabajadores del Estado

ronchi




paranainferiores