Causa Melli: la inspección ocular sirvió para confirmar las pequeñas dimensiones del Instituto Privado de Pediatría
1
 Home Regístrese
Buscar
Recorridos colectivos
Epre

Contenido
Home
Actualidad
Políticas
Columnas
Gobierno
Paraná
Nacionales
Internacionales
Informes
Historias
Provinciales
Opinión
Gremiales
AGMER Central
Referecia
_
Contáctenos
veterinaria
frigocarne
servijur

 
Causa Melli: la inspección ocular sirvió para confirmar las pequeñas dimensiones del Instituto Privado de Pediatría
 
Ver imagen Se desarrollo la inspección ocular en la sede del Instituto Privado de Pediatría (IPP) en el marco del juicio contra los titulares de dicha institución por delitos de lesa humanidad. Durante el desarrollo de la misma se confirmó que el IPP tiene pequeñas dimensiones y esto imposibilita que la estadía de dos bebés (uno de ellos NN) haya pasado inadvertido por los cuatro médicos propietarios del IPP. Además, se comprobó que el área donde permanecen internados los bebés tiene ventanales vidriados y que no hay gran distancia entre la administración y la internación. Durante la inspección estuvo presente Miguel Torrealday, uno de los imputados en la causa junto a David Vainstub y Jorge Rossi. También participaron del recorrido tres testigos: Sabrina Gullino (como testigo-víctima), Alicia "Perica" Dasso y una enfermera del IPP. Tanto la enfermera como Torrealday fueron relatando como era el edificio durante 1978, incluso más chico que en la actualidad.

 Envíenos su consulta o comentario. |  Enviar esta noticia por email Recomendar esta noticia
Fecha:11/09/2018 7:37:00 
Texto completo de la noticia  
 
Reducir Ampliar

Una jornada importante se desarrolló en la parte final del juicio que busca determinar las responsabilidades de los tres imputados propietarios del IPP en la sustitución de identidad de los mellizos de Raquel Negro y Tulio Valenzuela. Se desarrolló una inspección ocular en la sede del IPP, ubicada en calle España antes de llegar a Libertad, con el objetivo de determinar las dimensiones del espacio donde estuvieron internados los mellizos durante el mes de marzo de 1978.
Sabrina Gullino ingresó el 4 de marzo de dicho año, con el nombre de Soledad López -como fue bautizada por las enfermeras del Hospital Militar luego de su nacimiento- y el mellizo varón ingresó el 10 de marzo. Ambos fueron dados de alta el 27 de marzo sin que se conozca a quien fueron entregados por parte del servicio de neonatología del IPP.
La inspección sirvió para derribar una de las tesis de la defensa de los imputados, ya que por el tamaño del IPP es imposible que los médicos propietarios del lugar no hayan sabido sobre la presencia de los mellizos en el instituto. Para esto hay que tener en cuenta que las guardias activas eran llevadas a cabo por los propios médicos propietarios, rotando cada 24 horas, teniendo a cargo el servicio de internación. En este sentido, Torrealday confirmó durante el recorrido que eran cuatro las incubadoras y cuatro las cunas. En una habitación pequeña como donde funciona neonatología, con ventanales vidriados a los costados y con tan pocas incubadoras y cunas dentro, resulta imposible que los médicos no hayan sabido de la presencia de dos mellizos -uno NN- a los cuales no iban a ser visitados por ningún familiar.
Durante el recorrido estuvieron representantes de todas las partes: Walter Rolandelli en defensa de Torrealday, Miguel Cullen en defensa de Vainstub, José Velázques en defensa de Rossi, Marcelo Boeykens como querellante de Sabrina Gullino, Lucía Tejera como querellante de organismos de DDHH de la Nación, el fiscal José Candioti y el integrante del tribunal unipersonal Roberto López Arango. Además, acompañaron el recorrido tres testigos (la propia Sabrina Gullino, Alicia "Perica" Dasso y una exenfermera del IPP- e hicieron guardia en la puerta distintos integrantes de los organismos de DDHH.

El careo entre los médicos se realizará el miércoles
Se programó para este miércoles el careo previsto entre los médicos Juan Ferraroti y Alfredo Berduc, ambos doctores que estuvieron a cargo de las guardias del Hospital Militar durante el nacimiento y la estadía de los mellizos en el nosocomio ubicado en donde funcionó uno de los centros clandestinos de detención durante la dictadura cívico militar.
Se busca resolver contradicciones entre los testimonios de ambos médicos, puntualizando en el estado de salud del mellizo varón, ya que Ferraroti aseguró que no observó que el bebé padezca alguna enfermedad que ponga de color azul su piel, mientras que Berduc dijo que el estado de salud era complicado y que pudo haber sido derivado a otras ciudades.

Por Juan Cruz Butvilofsky / ANALISIS DIGITAL
 Home
www.lambdasi.com.ar
E-mail
y reciba periódicamente nuestras últimas novedades...




IAFAS

ATE

ronchi




paranainferiores